• Blog
  • Experiencia para reducir los gastos de mantenimiento

Experiencia para reducir los gastos de mantenimiento

Uno de los grandes temas de vivir en un edificio o condominio es el pago del mantenimiento mensual. ¿Dónde debo mirar para reducir mi pago mensual?
El pago de mantenimiento incluye tres rubros: Salarios y beneficios laborales del personal, mantenimiento de equipos, insumos y pagos de servicios y, los fondos de contingencia acordados por los propietarios.
En lo que respecta a los fondos de contingencia, estos tienen un fin común: reemplazar un equipo, efectuar alguna mejora en el edificio o simplemente ir ahorrando para una emergencia. Estos fondos pueden ser aumentados y/o disminuidos por acuerdo de los propietarios, simplemente hay que asistir a las asambleas y votar.
Los gastos de mantenimiento de equipos, insumos y pago de servicios es un segmento difícil de reducir: para algunos equipos (por ejemplo ascensores) cambiar de proveedor puede significar la perdida de garantía, además no es seguro que con un cambio de proveedor el equipo mejore su funcionamiento. Entre los insumos podríamos solicitar al administrador comprar artículos de segunda marca o reducir la frecuencia del consumo y finalmente en cuanto a los servicios depende mucho el uso que hagamos de ellos.

Donde podríamos obtener algún ajuste es en el tema de personal.
¿Qué hacen los propietarios de unidades en Brasil y Argentina dónde el pago de un portero puede alcanzar a los 1300 dólares mensuales? Estas sociedades han optado por el uso de cerraduras inteligentes que permiten el control exacto de quién entra o sale del edificio (estas cerraduras inteligentes vigilan la puerta principal de acceso al edificio y una entrada de garaje) y pagar un portero para el turno de día.
La limpieza del edificio o condominio es tercerizada. Una empresa especializada brinda el servicio y los propietarios quedan libres de asuntos laborales y posibles demandas por accidentes.

Ciudades como Buenos Aires, Sâo Paulo o Bogotá son tan o más inseguras que Lima, pero el sistema les ha funcionado. Es una opción interesante para analizar porque no solamente reducen los gastos en este rubro a menos de la mitad, también evitan responsabilidad con respecto a los trabajadores.
Una reflexión adicional:
Tengan presente que un trabajador (portero, descansero o limpieza) llegado a nuestro edificio por el contrato que se tiene con la empresa de administración, puede demandar a los propietarios en conjunto en caso no reciba los beneficios laborales que la ley contempla , sea despedido en forma intempestiva (término de contrato con la compañía de administración) o sufra un accidente durante su turno de trabajo.
Esta es una buena razón para verificar que la empresa administradora o la Junta de Propietarios –según el caso- está abonando mensualmente los aportes que la ley contempla.

Alfredo Ganoza

Add comment